Esteban Vicente. Color y forma

Esteban Vicente, "Number 5", 1950 óleo sobre tela 89 x 115 cm (Col. Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, Segovia)
Esteban Vicente, "Sin título", 1967 tinta sobre papel 48,5 x 70 cm
Esteban Vicente, "Black and White", 1961 collage sobre tela 60 x 65 cm
Esteban Vicente, "Collage with Yellow, Blue and Orange", 1963 collage,papel y carboncillo sobre cartón 69,5 x 53,5 cm (Col. Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, Segovia)
Esteban Vicente, "Sin título", 1964 tinta y carboncillo sobre papel 37 x 47,5 cm
Esteban Vicente, "Sin título", 1966 collage sobre papel sobre cartón 52 x 39,5 cm
Esteban Vicente, "Sin título", 1977 carboncillo sobre papel 55 x 74 cm
Esteban Vicente, "Sin título", 1988 técnica mixta y collage sobre tela 71 x 86,5 cm
Esteban Vicente, "Sin título", 1990 collage,pastel y carboncillo sobre papel 41,9 x 50,8 cm
Esteban Vicente, "Composición" c.1995 pastel sobre papel 56 x 75,5 cm
Esteban Vicente, "Vibrant Harmony", 1991 óleo sobre tela 88,9 x 127 cm
Esteban Vicente, "Sin título", 1991 óleo sobre tela 109,2 x 157,5 cm
28 Septiembre - 17 Noviembre 2017

La Galeria Marc Domènech presenta una de las exposiciones más importantes de la obra de Esteban Vicente (Turégano, Segovia, 20 de enero de 1903 – Nueva York, 11 de enero de 2001) nunca antes organizada en Cataluña.

Cerca de 40 obras, entre óleos y dibujos se han seleccionado para mostrar un recorrido amplio y representativo de todas las etapas creativas del artista.
La exposición quiere sobretodo destacar el interés de Vicente por el color y la forma. Para él eran dos elementos indisociables el uno del otro. Las obras expuestas, ya sean dibujos, collages o óleos, nos muestran la capacidad del artista de expresar emociones y sensaciones a partir del uso del color y también mediante las formas que éste modula en el plano pictórico. El resultado obtenido por el difuminado de los contornos en el caso de las pinturas o los perfiles blancos irregulares de los papeles desgarrados empleados en sus collages, nos inducen a percibir las formas como si estuvieran en constante movimiento. Complementariamente, se establece un juego de equilibrios y ordenaciones, pues, tal y como el artista manifiesta “lo que importa es la estructura y cómo las cosas se llaman las unas a las otras”. Estos equilibrios formales pretenden reproducir una especie de “paisajes interiores” que, según él mismo afirma, “no registran lo que veo, por supuesto, sino lo que me hace sentir lo que veo”.

La muestra empieza con un conjunto de gouaches figurativos que Esteban Vicente realizó entre París y Barcelona durante los años 30, claramente enmarcados dentro de la estética de la escuela de París que otros artistas como Francisco Bores o Hernando Viñes también inmortalizaron durante aquellos años. El año 36, en estallar la Guerra Civil, Vicente viaja a los Estados Unido de América, país cuya nacionalidad obtuvo el año 1940 y en el cual residió hasta su muerte en 2001.

Esteban Vicente fue el único artista Español que perteneció a la primera generación de expresionistas abstractos en Nueva York y tomó parte activa en muchos de los trascendentales eventos que se organizaron en esta ciudad a finales de los años 40 y principios de los 50, como las exposiciones “Talent 1950” (Kootz Gallery, NY, 1950) o “9th Street” (NY, 1951) Esta última fue la que consagró la primera generación de artistas de la Escuela de Nueva York frente al mundo. Entre sus amistades de esta época destacan los críticos Harold Rosenberg, Thomas B. Hess, o los pintores, De Kooning, Jackson Pollock, Mark Rothko, entre muchos otros.

No fue hasta el año 1987, 53 años después de irse a los Estados Unidos, que Esteban Vicente pudo inaugurar una exposición en su país natal, en la Fundación Banco Exterior de España de Madrid. Posteriores exposiciones en galerías privadas nacionales y en instituciones públicas como el Museo Nacional de Arte Reina Sofía (Madrid) o el Institut Valencià d’Art Modern (Valencia) así como la inauguración el día 28 de abril de 1998 del Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente (Segovia) llenan definitivamente el vacío que hasta entonces había sufrido en su país.

La exposición se podrá ver también en Madrid en la Galería Guillermo de Osma durante la primavera de 2018 y ha sido posible gracias a la colaboración de The Harriet and Esteban Vicente Foundation (Nueva York), del Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente (Segovia) y de la Ameringer|McEnery|Yohe Gallery (Nueva York).   

Noticias relacionadas: